MYRAI OTSU



  • Apodo: Otsu-hime y Otsu-chan, aunque son pocos los que la llaman así
  • Fecha de nacimiento: 14 de septiembre de 1982
  • Signo del horóscopo chino: Perro
  • Tipo de sangre: A+
  • Cursó Amaterasu: 1993 a 2000
  • Asignaturas favoritas: Escritura de la Cosmología, Ética Aplicada e Historia de la Magia en general
  • Clubes: Danza y kendo
  • Hobbies: Contemplar las estrellas, tocar el koto, caligrafía y pintura

  • Otsu es hija única de Setsuna-no-kami, directora de Amaterasu y presidenta del Consejo de Suzuko. Heredera del clan de las videntes Myrai (véase el Consejo) fue concebida en la ceremonia a la que se sometió Setsuna.

    Hasta los seis años de edad fue criada y educada por su abuela Myrai Kaede. Después del fallecimiento de ésta, la educación de la niña pasó a ser responsabilidad de su tía Tomoe, hija de Kaede con su esposo Shinomori Itto.

    Aunque intenta comprender la importancia de su madre en el mundo mágico, Otsu no puede evitar sentir cierta amargura porque las prioridades políticas de su madre están por encima de ella. Pero su amargura no se debe sólo a la posición de Setsuna frente a sus deberes. La relación entre las dos es compleja, especialmente porque Otsu siempre sintió que no superaba las expectativas que la gran vidente deposita en su hija. Por más que se empeñe y se esfuerce, la joven siente que nunca va a alcanzar el corazón frío y cerrado de su madre.

    Otsu nació con los ojos rojos iguales a los de su madre. Conocidos como Shishogen, o los ojos de quien transita entre la vida y la muerte, esos iris color fuego usualmente son un fuerte indicativo de videncia más poderosa, aunque no necesariamente completa. La verdad detrás de ese tono rojizo de los iris sólo es revelada en la prueba del Otemise.

    Esa inseguridad a veces atormenta a Otsu. No eligió ser vidente, fue concebida para ello. Y sabe que por el honor de su familia, si no fuera una vidente completa, tendrá que sacrificar al menos uno de sus sentidos para dar continuidad al clan y al papel que el mismo desempeña en el mundo mágico japonés.

    Siendo hija de alguien tan reconocidamente sabia como Setsuna, Otsu sabe que todos en el clan, así como sus compañeros de escuela, tienen altas expectativas de ella, por eso se esfuerza al máximo en ser una alumna ejemplar.

    Es extremadamente callada y seria pero al mismo tiempo dulce y gentil con sus compañeros. Esa cortesía suya viene de un deseo de ser amada, pero al mismo tiempo de un miedo de acercarse de verdad a la gente, precisamente por las grandes expectativas que depositan en ella.

    Miembro de los clubes de kendo y danza, practica ambas con una pasión que raras veces se deja embargar, viendo las dos actividades como complementarias entre sí.



    FAMILIA MYRAI

  • Myrai Setsuna: La actual directora de Amaterasu y presidenta del Consejo de Suzuko, Myrai Setsuna es para los que la rodean un completo enigma. Tenida como la más poderosa bruja japonesa de la actualidad, especialmente por ser la única vidente completa conocida, Setsuna es una mujer aparentemente fría, práctica y centrada. Siempre puso sus deberes para con la familia y el gobierno antes que sus sentimientos personales. Su especialidad es la Legeremancia. Antes de volverse directora fue profesora de Ética Aplicada. Su vida está completamente dedicada al Consejo y a Amaterasu, por lo tanto posee poco contacto con su hija, aun conviviendo con ella en la misma casa durante la infancia y las vacaciones escolares. La verdad es que, para Setsuna, Otsu es la viva encarnación de un momento de debilidad en su vida. Aun siendo una “hija de la ceremonia”, Otsu es hija del único hombre que pudo alcanzar parcialmente el corazón de piedra de la vidente. Los modales gentiles y delicados de Otsu le recuerdan a su madre lo que perdió con la muerte del padre de su hija, pero no sólo eso. Setsuna ve la personalidad de su hija como un defecto grave y teme que la “debilidad” de la hime lleve al Consejo de Suzuko, la herencia de las Myrai, en fin, todo por lo que se sacrificó durante toda su vida a la más completa ruina.

  • Myrai Kaede (in memorian): Antecesora de Setsuna en el Consejo de Suzuko. A diferencia de Setsuna, Kaede no era una vidente completa y sacrificó la vista para cumplir adecuadamente con sus funciones como una de las Ocho Sombras del Poder. Era conocida como los ojos del corazón, pues al contrario de su hija mayor, Kaede nunca se mostró fría ni distante con sus semejantes. Eso no significa que fuera una mujer pasional, que se dejara llevar fácilmente por sus sentimientos. Sólo poseía una empatía exacerbada con la gente, utilizando inclusive esa capacidad como herramienta para realizar sus funciones como jefa del Consejo. Antes que nada Kaede actuaba como una diplomática y conciliadora en lo que respectaba a los asuntos políticos. La antigua matriarca de las Myrai siempre creyó fielmente en el cumplimiento de las tradiciones como guía de conducta pero no de forma rígida e intransigente. Cuando lo creía necesario burlaba uno u otro aspecto de esas tradiciones si creía que el resultado era el más adecuado. Se casó con Shinomori Itto por amor y elección personal.

  • Shinomori Itto (in memorian): Aunque no sea uno de los Ocho Clanes Fundadores de Suzuko, la familia Shinomori siempre poseyó lazos estrechos con los miembros de los demás clanes y a través de alianzas y matrimonios pasó a integrar como una de las ramas del clan Kenmei, siendo inclusive denominada como Ura-Kenmei (Ura tiene el sentido de verso, atrás, escondido, secreto). El papel inicial de los Shinomori era actuar como protectores del Consejo de los Ocho, siendo un linaje fuertemente adepto a los preceptos del bushido (el camino del samurai). Por su educación Itto siempre fue un fiel seguidor de esos preceptos, siendo un hombre serio y unido sobre todo al principio del honor. Fue como representante del clan Kenmei que se volvió miembro del Consejo de Suzuko hasta que, por cuestiones de salud, se sintió incapaz de cumplir adecuadamente con su papel y abdicó el cargo a favor de Kenmei Yupparau, hijo de su hermana Yumi.
    De su matrimonio con Kaede-no-kami tuvo una hija, Tomoe. Shinomori era también padre de Setsuna pero debido a las tradiciones referentes a la Ceremonia de Concepción de la Vidente no fue reconocido como tal.

  • Myrai Tomoe: Hija menor de Kaede e Itto, Tomoe es actualmente profesora de la cátedra de Oráculos en Amaterasu. Myrai-sensei es una vidente incompleta que optó por no renunciar a ninguno de sus sentidos, aunque se esfuerza sobremanera por comprender totalmente los sueños premonitorios que la asaltan. Después de la muerte de Kaede se volvió responsable de la educación de su sobrina. Tal vez Tomoe, aun siendo una persona callada y reservada, fue quien le demostró a Otsu lo más cercano que se puede llamar de cariño materno, junto con Kaede-sama. Sin embargo Tomoe se siente intimidada por la figura de su hermana mayor e intenta siempre seguir a rajatabla —y hacer que Otsu también lo haga— lo que cree ser siempre la voluntad de Myrai-no-kami.



    FAMILIA HIMURA

    La familia Himura es también un antiguo clan de Suzuko. Aunque presente en la ciudad desde su fundación, optó por no participar en el gobierno por comprender que su función estaba vinculada no al trato con gente, sino con los animales. Ellos fueron desde el inicio los responsables de la regulación y el cuidado de los animales mágicos de Japón.

  • Himura Soujiro (in memorian): Último descendiente del clan, fue elegido para ser el “consorte de vidente” en la ceremonia a la cual Setsuna se sometió. Soujiro era un hombre gentil y de buena índole, pero también decidido. Desde muy joven se enamoró de Myrai Setsuna y llegó a declararse y ser rechazado por la vidente. Se alejó de ella aunque no la olvidó por completo. La convivencia mientras eran profesores en Amaterasu, en donde él impartía Fisiología, y la ceremonia terminaron acercándolos, haciendo que se volvieran amantes.
    Era conocido como el “domador de fieras” y realmente él tenía pasión y habilidad para manejar a las criaturas mágicas. Llegó a hacer un intercambio en las Hébridas, entre el conocido clan escocés de domadores de dragones, los MacFusty. El período que pasó en Gran Bretaña lo marcó fuertemente y lo llevó a la idea de capturar una pareja de meteoros chinos para ser criados en cautiverio en la escuela japonesa. Sin embargo no vio realizarse su sueño, pues murió durante el emprendimiento.
    Su identidad sigue siendo por completo desconocida por la joven hime.


    regresar | avanzar